Reflexión: En busca de inspiración

El verano es una época perfecta para renovarse, cambiar, dejarse libre... perderse mil veces y luego encontrarte cuando menos te lo esperas...

El verano es una época perfecta para renovarse, cambiar, dejarse libre... perderse mil veces y luego encontrarte cuando menos te lo esperas. Una época mágica. Hoy no quiero escribir sobre ropa o tendencias, sino de ¿cómo expresarlo? de la importancia de tener inspiración, de tener motivación y metas que te hagan levantarte cada día con fuerzas y objetivos. Lo que no quiere decir que tengas que tener una lista enorme de tareas, sino ganas de hacer, de imaginar, de crear. Cosas que te impulsen en tu vida.

Yo he estado perdida mucho tiempo. No es fácil tomar las decisiones correctas y menos cuando se trata de uno mismo, porque pierdes perspectiva. Tampoco puedo decir que haya encontrado mi camino definitivo, pero sé que ahora estoy encaminándome donde debo. Porque disfruto y siento ilusión. Porque es algo que he llevado siempre conmigo, el amor incondicional por la moda, por escribir. Y no es que quiera poseer toneladas de ropa, eso no es moda (aunque claro que me encanta comprar, no lo puedo negar), lo que quiero es ver, analizar, comentar, opinar sobre este mundo inmenso donde ocurren cosas increíbles. Porque cuando llegan las nuevas colecciones siento como se me acelera el pulso, y me embriago con la magia de esas prendas, y si ese sentimiento es tan satisfactorio viéndolas a través de una pantalla, si algún día consigo verlo en directo, sé que la emoción será mucho mayor. Igualmente, que si algún día consigo transmitir con mis palabras esas sensaciones a quien me lee seré enormemente feliz.




Quizas te interese

0 comentarios